Técnica de prototipado #6.1: A/B testing de Puerta Falsa – O cómo el prototipado revalidó la victoria de un impopular Rajoy

Técnica de prototipado #6.1: A/B testing de Puerta Falsa – O cómo el prototipado revalidó la victoria de un impopular Rajoy

Este artículo forma parte de “The Protoplay Handbook – A Step-by-step Guide to Quickly Finding your Value Proposition”, que se publicará en breve. Para recibir noticias sobre la publicación, ¡visita handbook.weprotoplay.com!

En Protoplay usamos habitualmente la técnica de la Puerta Falsa en proyectos de clientes, pero nos gusta ir un poquito más allá. Una puerta falsa no es una prueba estática de una única oportunidad, ya que se puede repetir hasta que los usuarios potenciales expresen interés, mediante la técnica A/B testing.

Anuncio en Facebook informando sobre un nuevo producto.

Anuncio en Facebook informando sobre un nuevo producto.

Esta evolución de la Puerta Falsa consiste en ofrecer dos opciones a una misma población o la misma opción a dos segmentos de población. Por ejemplo, una técnica que usamos a menudo es crear una imagen de un producto genérico que transformamos en un anuncio de Facebook (imagen adjunta). Creamos varias versiones del anuncio, cambiando solo una de las variables, remarcando o eliminando palabras clave, el público objetivo, etc. y evaluamos qué versión genera más interés (a través de clicar, compartir, introducir el email o poner “me gusta” en el anuncio). En algunas ocasiones nos han insultado en los comentarios por una sencilla línea de texto, mientras que en otra variación del texto, algunos usuarios han llegado a introducir su dirección de correo electrónico para recibir más información. Una buena señal de que dábamos en el blanco.

Para nuestra sorpresa, descubrimos que el mismo procedimiento había sido utilizado por The Messina Group, una empresa consultora de servicios estratégicos implicada en diversas campañas políticas. Participaron en la reelección de Obama, así como en las campañas de Mateo Renzi en Italia, de Mauricio Macri en Argentina, de David Cameron en el Reino Unido y, más recientemente, de Mariano Rajoy en España.

messina

El éxito de The Messina Group

El Sr. Rajoy aumentó el número de votos de 7,2 a 7,9 millones en el transcurso de pocos meses, en segunda ronda de elecciones, después de que los partidos no consiguieran llegar a un acuerdo de gobierno en la primera ronda. El resto de los partidos principales perdieron votos todos ellos, dejando a los expertos boquiabiertos ante la alternativa de una nueva victoria por parte de un presidente altamente impopular (con un ratio de aprobación entorno al 30%), líder de un partido plagado con escándalos de corrupción.

Naturalmente, atribuir tal éxito al trabajo de una sola empresa puede parecer osado. Pero, ¿sería tan raro? Si bien varios expertos coinciden en que el miedo al auge de Podemos e independentismo produjo una migración de votos de Ciudadanos al Partido Popular de Rajoy, poco se ha dicho sobre qué canales se utilizaron para comunicar la estrategia del miedo. Es perfectamente plausible que se propagara por las redes, impulsada por una estrategia definida. La misma empresa Facebook ya comprobó en 2014 – mediante un controvertido experimento – que las noticias y comentarios que se leen en el muro de la red social tienen un impacto directo sobre el estado de ánimo. Es decir, si se leen noticias negativas, se tiende a escribir más comentarios negativos. El impacto es real.

El A/B testing no es más que una sencilla técnica en la que se va iterando hasta que se da “en el blanco”, es decir, ir variando tu propuesta hasta que se consigue una reacción deseada. En este caso, el Partido Popular contrató por 100.000€, cifra que se consideró “precio amigo”, a dos consultores de The Messina Group cuya única función era convencer a votantes a través de Facebook. Dar “en el blanco”, en esta ocasión, sería transmitir a votantes indecisos la inestabilidad potencial que podría conllevar que gobernasen los otros partidos.

¿Esta técnica del prototipado es para ti?: Es muy probable que esta técnica te proporcione información valiosa, sea cual sea la idea o proyecto que necesites validar. ¿Quieres publicar un nuevo libro? Crea una página web con el título y una breve descripción y recoge emails para validar el interés, como hacemos nosotros mismos aquí: handbook.weprotoplay.com ¿Quieres averiguar el interés que tendrá una camiseta que quieres vender? Haz como Amanda Palmer, crea un logo, pónlo en una camiseta con Photoshop y véndelo por internet. Esencialmente, se trata de que encuentres a tus usuarios antes de esperar a tener el tiempo y los recursos para llevar a cabo tu proyecto. De esta forma, nunca estarás muy alejado de lo que el mercado realmente desea. Y sobre todo, no aceptes un “no” como respuesta, itera tu propuesta hasta dar en el blanco.

No Comments

Post a Comment